Español

Tendencias clave en Alimentos, Nutrición y Salud 2022

Tendencias clave en Alimentos, Nutrición y Salud 2022

New Nutrition Business acaba de lanzar su última evaluación de las tendencias clave en Alimentos, Nutrición y Salud. Revela algunos impactos posibles a largo plazo de la pandemia de COVID-19 y ciertos cambios evolutivos interesantes en las creencias de los consumidores. 
 
Aquí, el equipo de NNB nuevamente preparó el informe anual de tendencias, que revela los cambios más importantes en la percepción y los comportamientos de los consumidores.
 
Al considerar si una tendencia tiene el potencial para ser incluída en nuestra lista de tendencias clave, la evaluamos sobre la base de ocho parámetros: aspectos como cambios regulatorios, tendencias de consumo y cualquier tecnología de ingredientes nueva que aparezca. Analizamos si la ciencia de la nutrición respalda la declaración enunciada. Observamos lo que está sucediendo en el mercado, cómo es el escenario competitivo. Y todo esto significa que, de un año al siguiente, los titulares de nuestras Tendencias clave no cambian mucho. Lo que sí cambia es la clase de "subtítulos" bajo esos titulares, los matices en la ejecución y el desarrollo.
 
Quisiera compartir algunos de los más importantes para 2022.
 
La batalla de proteínas está cediendo: la densidad de nutrientes está surgiendo
 
Hace algunos años, todos hablaban de la proteína plant-based, de cómo cambiaría el mundo y de que todos deberíamos comer plantas. El espacio para las proteínas lácteas era limitado, y las proteínas de origen animal eran bastante anticuadas. Pienso que, actualmente, el panorama cambió bastante con respecto a eso. Toda esta área de densidad de nutrientes surgió en el cambio clave para este año, y se ha transformado en una tendencia en sí misma.
 
Y trae aparejadas muchas oportunidades para los lácteos, entre otros productos. Es la idea de que los consumidores desean obtener más por su dinero. Buscan alimentos que no solo sean, por ejemplo, bajos en calorías, sino que también ofrezcan un perfil nutricional rico por caloría consumida. Esto ha sido impulsado por el hecho de que la Guía alimentaria de los EE. UU. ahora incorpora esta idea de densidad de nutrientes. En nuestro Estudio de cinco países, todos los años les preguntamos a los consumidores acerca de sus opiniones y creencias sobre diversos aspectos de la salud y la nutrición. Por primera vez este año, les preguntamos sobre la densidad de nutrientes. Fue una sorpresa enterarnos de que, en promedio, el 12 % de los consumidores ya cree que entiende lo que significa la densidad de nutrientes. Es un porcentaje relativamente alto para un concepto nuevo. 
 
Hay muchas maneras de establecer un vínculo positivo entre la densidad de nutrientes y los problemas de salud o el alivio de los problemas de salud. Y, obviamente, el COVID puso esto de relieve.
 
La grasa favorece el crecimiento
 
La grasa es una gran noticia. Lo ha sido durante algunos años, pero ahora realmente vemos que los consumidores le están perdiendo el miedo a la grasa en los productos, lo que es excelente desde la perspectiva de los desarrolladores de productos. La grasa tiene una sensación en la boca espectacular, puede ofrecer la oportunidad de reducir los niveles de dulzor y, a menudo, no se precisa agregar tantos otros ingredientes como si se estuviera eliminando la grasa, lo que posibilita una lista de ingredientes más limpia. Y en términos de atractivo para los consumidores, es bastante fácil atraerlos con un producto lo suficientemente cremoso y suculento. También resulta atractiva para las personas que están tratando de controlar su peso. Las dietas cetogénicas son cada vez más populares en todo el mundo y tienen un contenido de grasa más alto que la mayoría de las demás dietas. Estar a dieta y poder comer algo con un sabor fantástico, suculento y cremoso es un mensaje con el que los consumidores realmente se identifican, y estamos viendo que esta clase de productos se está volviendo más popular. Eso se ajusta bien a los lácteos en general. Por ejemplo, en el supermercado Marks and Spencer en el Reino Unido, es posible encontrar un yogur griego con 0 % de grasa y una versión con un 10 % de grasa, están a la venta uno al lado del otro y los dos tienen el mismo logotipo saludable "Eat Well" (Coma bien). Esto habría sido imposible incluso hace tres o cuatro años, porque las recomendaciones con respecto a la dieta estaban muy enfocadas en reducir la grasa. Este es un excelente ejemplo en términos del desarrollo de nuevos productos.
 
La sostenibilidad es imprescindible
 
Hoy en día, la sostenibilidad impulsa más que nunca las decisiones de compra de los consumidores, quienes están cada vez más dispuestos a gastar dinero para elegir una opción que consideran más sostenible. El panorama está cambiando, y podemos ver esto, por ejemplo, en la industria de la carne, donde "alimentado con pasto" demostró ser un mensaje de marketing con el que los consumidores se identifican y que posibilita un precio superior. La carne proveniente de vacas alimentadas con pasto sugiere ganado criado en una granja más pequeña, en la cual el productor cuida con  esmero sus animales y prioriza el bienestar de ellos. 
 
Premiumización impulsada por el COVID-19
 
La vida de los consumidores estuvo muy limitada durante un largo tiempo, y durante los cierres por la pandemia hubo tan pocas novedades y variedades que muchas personas aprovecharon ese tiempo para experimentar con nuevos alimentos. Los datos muestran que las ventas de electrodomésticos para la cocina aumentaron hasta un 100 % en el primer cierre, ya que los consumidores se dieron cuenta de que tenían tiempo disponible para probar cosas nuevas en la cocina. Tuvieron más tiempo para investigar los ingredientes y buscar debates en las redes sociales y blogs sobre nuevos alimentos, por lo que están más informados. También tuvieron más tiempo para experimentar y, en lo que respecta a los alimentos en general, muchos realizaron cambios. Por ejemplo, para comer en su casa compraron comidas de alta cocina, estilo de restaurante, en lugar de comida para llevar común y corriente. Ya se verá si esto continúa; estamos ingresando a un periíodo de inseguridad económica, uno de las muchos efectos colaterales de la pandemia. Pero históricamente, en momentos de dificultades financieras, los consumidores suelen recurrir a los alimentos como gratificaciones económicas. Espero ver mucho más de eso y que la premiumización se vuelva a convertir en una tendencia en pocos años.
 
La fragmentación se está acelerando
 
En los últimos años, la idea de la fragmentación del mercado de los alimentos saludables cobró bastante fuerza, y el COVID contribuyó a acelerarla. La industria de alimentos y bebidas se está convirtiendo en un mercado de nichos. Los consumidores, cada vez más investigan y forman su propia opinión sobre lo que creen que es saludable; además, buscan productos que lo sean. Una persona puede decidir que un alto contenido en grasa es beneficioso y buscar productos altos en grasa. Otra persona tal vez busque una dieta baja en carbohidratos o plant-based, o escoja evitar los granos, por ejemplo. Desde la perspectiva del desarrollo de nuevos productos, eso significa que las posibilidades de hallar un grupo de consumidores que esté lo suficientemente interesado en comprar su producto son probablemente mucho más altas de lo que eran históricamente, pero, desde luego, es probable que esos grupos sean más pequeños. Las empresas exitosas posiblemente tengan un portafolio de productos cada vez más amplio que aborde las necesidades de grupos de consumidores más pequeños.
 
Espero que estas ideas puedan fortalecer sus estrategias y el proceso de desarrollo de nuevos productos. Les deseo a todos éxito en tiempos muy turbulentos.

Exclusivo para clientes de Arla Foods Ingredients: si tiene interés en obtener más detalles de este informe, contáctese con su gerente de cuentas.