Una CULTURA proactiva de calidad y seguridad alimentaria

Una CULTURA proactiva de calidad y seguridad alimentaria

La calidad y la seguridad alimentaria son la responsabilidad de todos

Los requisitos de los consumidores, las normas y la responsabilidad social corporativa, además de los estándares de calidad y de seguridad alimentaria, evolucionan constantemente. Para estar preparado para estos cambios se necesita un modo de pensar proactivo con respecto a la calidad en toda la empresa.

Nuestras competencias centrales se basan en la experiencia en lácteos en el procesamiento de productos con variabilidad natural. Asimismo, estamos reclutando un número cada vez mayor de empleados que provienen de los sectores de farmacia y biotecnología, y que traen consigo las mejores prácticas documentadas y un conocimiento profundo de la industria específica entre los alimentos y la farmacéutica.

Compartir los conocimientos es clave

Un modo de pensar proactivo también requiere una cultura de aprendizaje, en la que la calidad y la seguridad alimentaria son la responsabilidad de todos y donde la atención al detalle es permanente.

“Nos mantenemos enfocados y nunca hacemos concesiones. Somos buenos en establecer estándares, en estar un paso adelante de ellos en lugar de atrás y en observarlos”.

– Robert Boswell, Director de Proyectos en Arla Foods Ingredients

Fortalecemos nuestra cultura de calidad y seguridad alimentaria con capacitación in situ intensiva y también ayudando a los demás a incorporar nueva información y nuevas prácticas. Al mismo tiempo, los proyectos de colaboración intensiva y el diálogo abierto con los clientes, los proveedores y las universidades permiten compartir conocimientos de manera bidireccional, lo que genera una mejora constante en nuestros procesos y en nuestros productos.

Trabajamos para una causa

Nuestros empleados se enorgullecen de formar parte de una empresa que toma en serio este modo de pensar proactivo con respecto a la calidad. Van a trabajar todos los días sabiendo que participan en elevar el nivel de la calidad y la seguridad alimentaria de la industria y que también ayudan a bebés y a otros consumidores vulnerables en todo el mundo. Se trata de tener un propósito y de contribuir a algo más grande que ellos mismos.

Conexiones con clientes

La amplitud de miras y la disposición a seguir desarrollando todo lo relacionado con la calidad y la seguridad alimentaria son claras, y nuestros clientes son invalorables en este proceso. La colaboración que tenemos con nuestros clientes se caracteriza por el diálogo claro y franco. De hecho, sin esta colaboración, no podríamos tener nuestros logros actuales. Por ejemplo, nuestros clientes suelen trabajar conjuntamente con las autoridades reguladoras más que nosotros, por lo que nos mantienen informados de lo que vendrá, y esto nos prepara para cualquier cosa que pudiera surgir.

Hacemos todo esto porque los bebés son lo mejor. Ellos establecen el criterio de nuestra cultura proactiva única de calidad y de seguridad alimentaria. Creemos que los proveedores que continuamente elevan sus capacidades de calidad y de seguridad alimentaria protegen a los consumidores y las marcas, mediante una gestión de riesgos proactiva. Y nuestro modo de pensar proactivo con respecto a la calidad es un ejemplo de esto.

 

Aprendizaje intensivo

Continuamente capacitamos a nuestro personal para que ellos mejoren su modo de pensar y sus herramientas de calidad y de seguridad alimentaria, implementando lo siguiente:

  • Programa introductorio de calidad y de seguridad alimentaria para los nuevos empleados en nuestras plantas.
  • Se asigna un mentor a los nuevos empleados durante los primeros tres meses, para enseñarles el trabajo.
  • Sesión de capacitación de cuatro horas de higiene y seguridad alimentarias.
  • Sesión de capacitación de un día de suero, nuestros procesos y nuestros productos.
  • Cursos de actualización presenciales anuales que cubren APPCC, alérgenos y requisitos Kosher y Halal.