Alimentos saludables

Salud cognitiva y cerebral

El cerebro es uno de los órganos más ricos en contenido de lípidos. Los fosfolípidos (glicerofosfolípidos y esfingolípidos) conforman la mayor parte de los lípidos del cerebro humano y son fundamentales para la estructura y para el funcionamiento del cerebro.

Aunque los nutrientes son esenciales para el cerebro, que se desarrolla rápidamente en la infancia, investigaciones recientes sobre la neurogénesis y la plasticidad del cerebro confirman que la buena nutrición es importante para el funcionamiento óptimo del cerebro durante todo el ciclo de vida (infancia, adolescencia, adultez y tercera edad).

Los fosfolípidos (PLs) dietarios relevantes en relación con el desarrollo del cerebro y con el rendimiento cognitivo incluyen la fosfatidilcolina (PC), la fosfatidilserina (PS), la esfingomielina (SM) y los gangliósidos, que contienen ácido siálico.

La leche contiene la compleja variedad de fosfolípidos con influencia comprobada en el rendimiento cognitivo y mental, y tiene un perfil idéntico al perfil de los fosfolípidos del cerebro humano.

Lacprodan® PL-20 es un concentrado de proteína de la leche natural, no sintético y rico en esos fosfolípidos y esfingolípidos especiales y necesarios para fomentar los procesos de desarrollo y de maduración durante la infancia y beneficiosos para mantener la salud del cerebro durante el envejecimiento.

Lacprodan® PL-20 es ideal como fuente natural (no sintética) CDP- colina y de fosfatidilserina (PS).

Lacprodan® PL-20 en la NUTRICIÓN PARA LA TERCERA EDAD
Deterioro de la memoria asociado a la edad (AAMI)

El deterioro del rendimiento cognitivo y mental relacionado con la edad se ha convertido en una preocupación social importante para la cantidad cada vez mayor de población de la tercera edad en todo el mundo. El AAMI es un trastorno frecuente caracterizado por un leve deterioro en la memoria que se produce en muchos adultos como parte del proceso normal de envejecimiento. Al envejecer, se reduce el volumen de nuestro cerebro y la concentración de fosfolípidos (PL) en el cerebro humano disminuye después de los 20 años. Estos cambios pueden dar lugar a un deterioro en la memoria y en la función cognitiva.

Se sabe que la dieta y factores relacionados con el estilo de vida influyen en este deterioro cognitivo normal relacionado con la edad, y factores nutricionales como los fosfolípidos de la dieta tienen el potencial de alterar su curso.

Estudios nutricionales de intervención con PLs seleccionados, como PC y PS, han demostrado efectos beneficiosos para tratar o para ralentizar la evolución del AAMI.

La fosfatidilserina (PS) es uno de los fosfolípidos más estudiados en ensayos clínicos en humanos sobre demencia y deterioro cognitivo. Los resultados han demostrado que la ingesta diaria de fosfatidilserina (PS) da lugar a mejoras significativas en los adultos de la tercera edad en lo que atañe al rendimiento cognitivo y el comportamiento. De igual modo, se ha demostrado que los suplementos dietarios de fosfatidilcolina (PC) mejoran la memoria y la capacidad de aprender en la tercera edad.

Mayor memoria de trabajo durante el estrés
Se sabe que el rendimiento y el funcionamiento de la memoria de trabajo se ven afectados por la edad y por el estrés psicológico crónico y agudo.

Estudios clínicos con Lacprodan® PL-20 han demostrado una mayor memoria de trabajo en entornos con gran estrés después de un periodo de intervención de 3 a 6 semanas.

Lacprodan® PL-20 en la NUTRICIÓN PARA NIÑOS
Optimiza el aprendizaje de los niños

El potencial de aprender de una persona nunca será mayor que durante la infancia y la adolescencia. Estos son dos periodos muy importantes en la vida, en los que el cerebro sigue desarrollándose y madurando y tiene mayores necesidades de nutrientes especiales como la colina, los fosfolípidos y los gangliósidos.

Productos relacionados: Lacprodan® PL-20 y Lacprodan MFGM-10.