Nutrition studies

Los niños se benefician del suero en el tratamiento contra la malnutrición

Dos estudios publicados recientemente hallan efectos positivos con el uso de componentes del suero

Un estudio clínico de alimentos complementarios listos para comer (RUSF) ha demostrado por primera vez que el agregado de ingredientes a base de suero lácteo acelera la recuperación de niños con malnutrición moderada.

El estudio, publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, resume los hallazgos de ensayos llevados a cabo en Malawi y en Mozambique por Project Peanut Butter, una organización de asistencia alimentaria con base en EE. UU.

Durante 21 meses, se inscribió en el estudio a más de 2,200 niños de entre 6 y 59 meses después de ser diagnosticados con malnutrición aguda moderada. Durante un periodo de tratamiento de hasta 12 semanas, los niños recibieron RUSF con proteína de soja o nuevos RUSF con permeado de suero y con concentrado de proteína de suero.

Mayor índice de recuperación
La recuperación se evaluó midiendo el perímetro braquial medio de los niños. Esto demostró que los niños que recibieron los RUSF nuevos con suero tuvieron un índice de recuperación del 83.9 % – significativamente mayor al del 80.5 % de los niños que recibieron los RUSF con soja.

También se registró un índice de crecimiento más elevado en los niños del grupo de RUSF con suero. Esto mejora el panorama a largo plazo para interrumpir el ciclo de malnutrición a medida que los niños se vuelven más fuertes físicamente.

Otras observaciones interesantes son que los nuevos RUSF contienen el 33 % menos de proteína total y casi el 8 % menos de energía total que los RUSF con soja, y que se puede lograr un índice de recuperación más elevado con un costo extra muy bajo.

Los hallazgos respaldan los indicios de estudios anteriores que sugerían que la proteína láctea mejora los resultados de la recuperación de las poblaciones desnutridas en comparación con la proteína de origen vegetal.

¿Cuál es el grado de importancia de la lactosa en el suero?
Uno de los motivos de esta mejora podría ser el contenido de lactosa en la proteína y en el permeado de suero, que ronda el 10 % y el 85 %, respectivamente. Presente naturalmente en la leche bovina y en la leche materna, la lactosa también es la fuente de energía principal para los bebés alimentados con leche materna.

Otro estudio llevado a cabo por la Universidad de Copenhague ha investigado los efectos de la lactosa en el tratamiento de niños desnutridos. El estudio, que fue publicado en el Food and Nutrition Bulletin, revisó y comparó los hallazgos de estudios anteriores en humanos y en cerdos.

En su conclusión, el documento destaca el efecto prebiótico de la lactosa, que fomenta el desarrollo de una microflora intestinal saludable y el aporte positivo para la absorción de minerales. Ambos representan posibles beneficios para la salud de los niños.

Pocos problemas con intolerancia a la lactosa
Incluso en aquellas poblaciones con alta incidencia de intolerancia a la lactosa, se llegó a la conclusión de que la mayoría de los niños desnutridos toleró el bajo contenido de lactosa de los alimentos terapéuticos. En otras palabras, pudieron beneficiarse de la lactosa sin presentar síntomas.

Solo un pequeño grupo con desnutrición severa puede reaccionar a la lactosa a causa de una intolerancia producida por diarrea grave o por mala salud intestinal. Por este motivo, es necesario realizar más investigaciones para determinar el equilibrio adecuado de lactosa en los alimentos terapéuticos para niños desnutridos según su edad y el estado de su salud.

Consulte los estudios
Estos son los títulos de los estudios:

Including whey protein and whey permeate in ready-to-use supplementary food improves recovery rates in children with moderate acute malnutrition: a randomized, double-blind clinical trial (La inclusión de proteína de suero y de permeado de suero en alimentos complementarios listos para comer mejora los índices de recuperación de los niños con malnutrición aguda moderada: ensayo clínico doble ciego de asignación aleatoria)
Stobaugh et al, American Journal of Clinical Nutrition, Febrero de 2016
Undernourished Children and Milk Lactose (Niños desnutridos y lactosa de la leche)
Grenov et al, Food and Nutrition Bulletin, febrero de 2016.
Para obtener más información, contacte a ingredients@arlafoods.com o haga clic aquí